Publicidad

Foto Maru Morales P

El rezago entre el dólar y el alza de los precios es evidente, pues hasta mayo la inflación general (24 %) superaba al aumento del tipo de cambio (11 % en el mercado paralelo). Tomando en cuenta el costo de la canasta alimentaria, se necesitan más de $120 para comprar el mismo grupo de alimentos que en diciembre costaba $100.

Por Alberto Torres @albertotorresm_

Caracas. El dólar en el mercado oficial y en el paralelo se mantiene al alza y solo en junio ha aumentado al menos 7 %, aunque en los bolsillos de las personas la realidad se agrava día a día al ver que tener divisas no es garantía de mantener poder adquisitivo.

De acuerdo con las cifras divulgadas por el Banco Central de Venezuela (BCV), hasta mayo el índice de precios al consumidor (IPC) aumentó 24 % de forma general, pero con mayor ahínco en rubros como educación y comunicaciones, que acumulan incrementos de más de 50 %.

Sin embargo, al 31 de mayo el tipo de cambio aumentó tan solo 14 % en el mercado oficial y el precio del dólar paralelo se incrementó 11 %. En ese lapso el BCV insistió con su política de intervención cambiaria para contener el alza de la divisa y en parte, sin éxito, de la inflación.

A principios de junio, según datos recabados por el portal especializado Banca y Negocios, el BCV había vendido a la banca nacional alrededor de 1900 millones de dólares para estabilizar el tipo de cambio, con un promedio semanal de cerca de $70 millones. Expertos cuestionan que el ente emisor pueda sostener esa política dado el incremento en la demanda de dólares producido por la inestabilidad del bolívar y los precios en moneda nacional.

Este martes, por ejemplo, el paralelo se ubicó en Bs. 5,71 y el oficial, que arrancó junio en Bs. 5,06/$, se mantuvo en Bs. 5,47 en promedio, aunque bancos como Provincial y Banesco tienen la tasa de venta entre Bs. 5,57 y Bs. 5,59.

Otra variable que entra en juego y que puede impactar tanto en los precios como en el tipo de cambio es la liquidez monetaria, entendida como la cantidad de dinero que circula en la economía.

Datos del BCV revelan que en el último trimestre ese indicador aumentó 51 % y el período coincide con la fijación del salario mínimo en Bs. 130, vigente desde el 15 de marzo. Previo a eso –entre la semana del 7 de enero y la del 11 de marzo– la liquidez aumentó 19 % y el dólar oficial se mantuvo estable entre Bs. 4,20 y Bs. 4,40.

El rezago del dólar respecto al alza de precios es palpable en la calle y se siente en los bolsillos de la gente. Registros propios de Crónica.Uno muestran que, en parte por la disparidad entre tipo de cambio e inflación, los precios de los siguientes alimentos aumentaron de esta forma entre el 18 de enero y el 15 de junio.

  • Solomo de res: 50 % en bolívares y 26 % en dólares (de $5,81 por kilo pasó a $7,34).
  • Parchita: 67 % en bolívares y 21 % en dólares (de $1,45 a $1,75).
  • Cartón de huevos: 12 % en bolívares y 13,7 % en dólares (de $4,50 a $5,05)
  • Pimentón: 80 % en bolívares y 53 % en dólares (de $2 a $3,15).

Cabe aclarar que el tipo de cambio no es la única variable que incide en el alza de precios en Venezuela. Factores climáticos, estacionales y de producción de alimentos, la crisis del combustible, el alza mundial de materias primas y fertilizantes también siguen afectando, mientras que los ingresos laborales –si bien se han recuperado– no aumentan al mismo ritmo.

El Centro de Documentación y Análisis de los Trabajadores (Cenda) calcula que en abril la canasta alimentaria costó 60 dólares más que en diciembre. Es decir, en abril se necesitaron 120 dólares para adquirir el mismo grupo de productos que en diciembre de 2021 costaba $100. 

Publicidad
Artículo anteriorMaduro pidió presentar reglamento de Ley de Trabajadores Residenciales y evitar desalojos
Artículo siguienteJorge Rodríguez y Gerardo Blyde se encuentran en Oslo mientras Noruega insiste en retomar el diálogo