Publicidad

Banca y Negocios @bancaynegocios

El diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición parece en vías de reactivarse en México, luego que se interrumpiera el proceso por la extradición a Estados Unidos del empresario colombiano Alex Saab, reconocido por el Ejecutivo chavista como embajador, mientras que la justicia norteamericana lo acusa de presuntos delitos financieros.

El presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, y jefe «plenipotenciario» -según el presidente Nicolás Maduro- de la delegación gubernamental publicó en sus redes sociales una foto dándose un apretón de manos con el jefe de la delegación opositora el exalcalde y abogado Gerardo Blyde.

No trascendió si ya hay acuerdos sobre temas polémicos, especialmente la situación judicial de Alex Saab en Estados Unidos o el cese de las sanciones personales; no obstante, Rodríguez dijo en Twitter que «hemos insistido en la crucial importancia que tiene el desarrollo de los temas sociales que son del interés principal de nuestro pueblo. Nuestro hermano Alex Saab, secuestrado desde hace 704 días, es miembro pleno de la delegación de Venezuela y es nuestro delegado… »

«En ese sentido Venezuela ha exigido, exige y exigirá, la participación de Alex Saab en cualquiera de las iniciativas de trabajo que eventualmente se acuerden», continuó Rodríguez.

Esta reunión parece ser parte de un acuerdo en el que participa el gobierno de Estados Unidos para retomar el diálogo político en México.

Este martes, el gobierno de Joe Biden autorizó a petroleras -básicamente Chevron y las empresas de servicios petroleros- a comenzar a negociar su reactivación en el país, pero hasta ahora las licencias que afectan a estas compañías siguen vigentes.

Si, finalmente, hay un acuerdo con las petroleras estadounidenses, la española Repsol y la italiana Eni, que también tienen deudas por participación en proyectos petroleros y gasíferos en Venezuela seguramente intentarán lograr operar en los mismos términos.

El gobierno de Maduro también había planteado la necesidad de ampliar la delegación de la oposición con otros sectores que han aceptado participar en instituciones dominadas por el chavismo, así como representantes empresariales y otros grupos, un asunto sobre el que la plataforma unitaria no se ha pronunciado específicamente.

No obstante, dirigentes políticos de partidos integrantes de la plataforma han dicho que esa ampliación no tiene sentido real, por cuanto esos grupos ya están dialogando y han logrado acuerdos con el gobierno.

La oposición venezolana está radicalmente dividida. El argumento formal es la participación electoral, pero ese asunto ya ha sido superado cuando la plataforma unitaria decidió que participará en las elecciones presidenciales que deben realizarse en 2024. El problema real es, sin duda, el liderazgo del sector.

– Habla la Plataforma Unitaria –

La Plataforma Unitaria informó que se ha iniciado una ronda de diálogo preparatorio para retornar a México. El sector tuvo la necesidad de aclarar que «no ha participado en ningún proceso de negociación alterno al de México».

Este sector insiste en sus reivindicaciones básicas, como celebración de elecciones -sin aclarar si son presidenciales o no- «libres, justas y transparentes», así como la reinstitucionalización democrática.

Publicidad
Artículo anteriorCardiólogo guayanés fue acusado por EE. UU. de piratear y diseñar un software de secuestro de datos ‘patrocinado por Irán para atacar empresas israelíes’
Artículo siguienteEEUU levanta algunas de sus sanciones económicas contra Venezuela