Publicidad

Juan Guaidó, Henrique Capriles, María Corina Machado, Leopoldo López, Nicmer Evans y Antonio Ecarri expusieron sus diferencias sobre las vías para resolver la crisis de Venezuela ante el Parlamento Europeo. Evans dijo que la gravedad de la crisis de la oposición quedó evidenciada cuando la única forma de reunirse todos en un mismo espacio, estando todos en Caracas, fue gracias a la convocatoria del PE.

Maru Morales P. @morapin 

Caracas. Una sesión remota de seguimiento a la situación de Venezuela tras las elecciones regionales y municipales del 21 de noviembre de 2021 convocada por la comisión de enlace entre el Parlamento Europeo y el Mercosur, sirvió para exponer sin velo alguno las profundas diferencias entre los principales líderes de la oposición tradicional venezolana.

Luego de las intervenciones de Juan Guaidó reconocido como presidente encargado de Venezuela por el Parlamento Europeo, Henrique Capriles en representación de Primero Justicia y María Corina Machado presidenta de Vente Venezuela, el presidente y fundador del Movimiento Democracia e Inclusión (MDI), Nicmer Evans, tomó la palabra y comenzó con una frase que resumió la profundidad del drama que enfrenta la oposición y sus dificultades para ensamblar una unidad sólida.

“La mayor evidencia de lo que pasa en Venezuela es que la única manera de que los convocados hoy a esta sesión se encuentren en un mismo espacio y a un mismo tiempo, estando todos en Caracas, es que el Parlamento Europeo nos convoque. Desde ahí parten nuestros problemas”, sentenció Evans.

plataforma unitaria
Los principales dirigentes de la oposición fueron convocados por el Parlamento Europeo para conocer la situación actual de la crisis venezolana. Foto captura de pantalla

El careo opositor ante el PE

La sesión de trabajo que el Parlamento Europeo convocó para, como se mencionó antes, evaluar la situación de Venezuela a seis meses de las regionales, se convirtió en una mezcla de terapia de grupo con plataforma para difundir las distintas posiciones que frente al conflicto político y la crisis económica, social y humanitaria tiene el liderazgo venezolano:

  • Juan Guaidó insistió en que la salida a la crisis venezolana pasa exclusivamente por lograr un acuerdo político en las negociaciones entabladas en México que conlleven a una elección presidencial y parlamentaria con condiciones.
  • Henrique Capriles invirtió varios minutos de su intervención a ‘lanzar puntas’ contra “quienes se esforzaron” para que la Unión Europea no enviara una misión de observación al país; contra quienes no votaron el 21N pero hoy “hablan de los avances alcanzados con esas elecciones”; a reiterar que en Venezuela es Maduro quien controla el poder y el país y pedir que no se alimenten narrativas “fantasiosas” ; y a señalar que para “la mayoría de los venezolanos el problema no son elecciones competitivas”.
  • María Corina Machado manifestó que no es Maduro sino grupos criminales de la más diversa procedencia, intereses y conformación quienes controlan el poder y el territorio en Venezuela; que en Venezuela las elecciones solo sirven “para legitimar a la tiranía”; que las negociaciones de México terminaron diseñadas a la medida de Maduro y es él quien controla el proceso; y que la oposición no necesita escoger un candidato presidencial “para unas elecciones que hoy no existen” sino a un liderazgo nuevo y confiable que conduzca al país.
  • Nicmer Evans, luego de su síntesis inicial, se enfocó en advertir que la oposición ha demostrado poca capacidad para comprender el valor, resultados y uso que puede dársele a los eventos electorales como parte de una estrategia política. Dijo que la imposibilidad de hacer el referendo revocatorio presidencial este año fue resultado del “egoísmo, la maniobra y el cálculo político tardío”.
  • Antonio Ecarri, fundador del partido Alianza del Lápiz y excandidato a la alcaldía de Libertador, utilizó sus cinco minutos para reclamar al resto de la oposición que se reconociera a los partidos más nuevos como el suyo, o Fuerza Vecinal, como actores legítimos con derecho a participar en las elecciones primarias que deberían realizarse a más tardar en 2023. Pidió “unas elecciones primarias abiertas y transparentes que no sean secuestradas por un grupo en particular”, y pidió ayuda al PE en la construcción de ese espacio.
  • Gerardo Blyde, jefe de la delegación de la Plataforma Unitaria en las negociaciones de México, intentó como es su costumbre, mantener un tono conciliador y sereno, recordando que la negociación “no es un fin sino una herramienta para la consecución de acuerdos”. Lamento que la negociación esté suspendida desde octubre a cuenta del oficialismo; afirmó que la negociación debería facilitar la implementación de las principales recomendaciones de la MOE-UE; enfatizó la necesidad de que se reconstruyan las instituciones para garantizar el respeto a los resultados electorales y para culminar señaló que “si todo sale como está previsto”, la negociación podría retomarse “en fechas próximas”.
  • Roberto Abdul, presidente de la ONG Súmate fue el único que hizo un balance sobre la implementación o más bien falta de implementación de las recomendaciones de la MOE-UE a seis meses de la elección y por el contrario resumió las principales acciones institucionales que han agravado el entorno electoral en el país: la anulación del revocatorio en enero, el nombramiento de una rectora del CNE como magistrada del TSJ sin que aún haya sido sustituida en su cargo en el Poder Electoral, la no convocatoria a elecciones para alcalde en un municipio de Zulia y otro de Anzoátegui donde los titulares fueron presos, y el hecho de que el directorio del CNE aún no haya siquiera discutido el informe de la MOE-UE, entre otras.
  • Leopoldo López, en representación de Voluntad Popular, logró conectarse prácticamente al final de la reunión pues aparentemente tenía problemas de conexión. López insistió en que “las sanciones son una herramienta cuando no hay disposición de ir al uso de la fuerza”, y enfatizó que ese mecanismo no es –como lo señaló la diputada del Partido Comunista de Portugal, Sandra Pereira, culpable de la crisis venezolana.

El impacto de la reunión entre Maduro y enviados de Joe Biden

negociaciones en méxico
La Mesa directiva de la Comisión del Parlamento Europeo escuchó con atención los planteamientos de la oposición. Foto captura de pantalla

En la presentación de la sesión de trabajo del Parlamento Europeo, el presidente de la comisión el eurodiputado Jordi Cañas, que además integró la misión de observación enviada a Venezuela para el 21N, agradeció la asistencia a los participantes a una reunión que había sido preparada con el propósito de intercambiar puntos de vista sobre la situación de Venezuela.

“Es un compromiso esta reunión porque queríamos hacer seguimiento de aquello que vimos. El envío de la misión de observación no estuvo exento de dudas pero el informe final estuvo a la altura de los riesgos que se corrieron y de lo que pedían la sociedad civil y la oposición, que era un documento que cartografiara fehacientemente la situación electoral de Venezuela de cara a unas elecciones presidenciales democráticas y justas”, dijo Cañas.

Luego de Cañas y antes de que intervinieran todos los invitados venezolanos, tomó la palabra, Javier Niño, director ejecutivo adjunto para las Américas del Servicio Europeo de Acción Exterior de la Unión Europea.

Niño reiteró el compromiso de la UE “para apoyar al pueblo de Venezuela y contribuir a la busca de una solución pacifica, integradora, democrática y negociada por los venezolanos para la situación actual que debe llevar al objetivo estratégico de una celebración de elecciones creíbles y transparentes a todos los niveles”.

Reconoció que “la situación desde el punto de vista de las reformas democráticas y principios y libertades fundamentales no ha cambiado de manera significativa e incluso ha habido elementos negativos como lo ha sido la recomposición del TSJ que evidentemente no va en la línea de las recomendaciones de la misión de observación electoral”.

Niño calificó de importante la visita de Juan González a Maduro hace unas semanas:

“Una visita y un compromiso americano sobre el que tenemos más preguntas que respuestas, que no sabemos cual será su continuidad pero que ha tenido mucha repercusión mediática y un cierto impacto a nivel regional”.

Ese impacto regional lo describió como la evidencia del surgimiento de “un compromiso más directo con el régimen de Maduro, con ciertos países latinoamericanos proponiendo un restablecimiento de relaciones diplomáticas”, lo que a su juicio debe obligar al Parlamento y a Europa a “no obviar que hoy el régimen de Maduro está en una situación de más fuerza de la que estaba antes de las elecciones” de noviembre.

Niño recalcó que las 23 recomendaciones de la Misión deben contar con un seguimiento y que el mejor escenario para propiciar su implementación debe ser la negociación en México pero también consideró “legítimo que nos planteemos cuál debe ser nuestra posición si este proceso no avanza o se estanca”.

Ante ese escenario Niño indicó que la Unión Europea debería estar lista para mantener vías de diálogo “con la oposición y otros actores internacionales para intentar avanzar y poner en marcha esas recomendaciones”.

Cronica Uno

Publicidad
Artículo anteriorSocías López: Se espera que empresas de Guayana también se oferten en la Bolsa de Valores
Artículo siguienteJornada de gobierno de calle llegó a la parroquia San Isidro atendiendo a más 3mil personas de Las Claritas