Publicidad

Ethereal Road uno de los favoritos a ganar la carrera es retirado el viernes y comunican a los jueces que no va a correr.

Llaman al número 22 de la lista pero éste indica que el caballo no está preparado para correr al día siguiente.

Entonces llaman al número 23 de la lista RICH STRIKE, los propietarios incrédulos dicen que sí pero es viernes en la tarde, la carrera es al día siguiente y el jinete habitual de los propietarios del caballo KENT DESERMOUX está comprometido y no puede correrlo con lo cual le dicen al entrenador que hay que buscar un jockey y éste les dice que SONY LEÓN conoce el caballo a la perfección y que es el indicado, a pesar de no estar muy de acuerdo porque ese muchacho nunca había corrido un Kentucky Derby aceptan.

Por supuesto al día siguiente el caballo es el menos apostado en la carrera, porque nadie daba un duro por un caballo que inscriben a última hora y que no venía preparado para correr una de las carreras más soñada por todo propietario en la hípica de los Estados Unidos…. Y bueno surgió la magia y el milagro.

Para los que saben de hipismo un tren violento de carrera en 22 y 45 los 800 era un ritmo suicida para los de punta…. Pero vean la conducción de Sony León, (va último a 30 cuerpos) vamos totalmente fuera de carrera.

Con feroz atropellada que ensaya el muchacho en el rush de los últimos 600 metros y como esquiva caballos competidores pegado al baranda aseguró el triunfo. Dos fuetazos más y lo demás es historia. Se convirtió en el batacazo más grande en el Derby de Kentucky desde 1913.

¿Quién es Sonny León, el jinete criollo que emuló a Gustavo Ávila en el Derby?

El látigo aragüeño dio la gran sorpresa en la famosa Carrera de Las Rosas al imponerse con Rich Strike, un outsider que ni siquiera figuraba en la nómina original del evento celebrado en el hipódromo de Churchill Downs.

Sonny León se convirtió el sábado en la noche en el segundo jinete venezolano ganador del Kentucky Derby, la selectiva más prestigiosa del hipismo mundial.

León, formado como jinete en el hipódromo Rancho Alegre de Ciudad Bolívar, emuló al gran Gustavo Ávila, piloto del inolvidable Cañonero, quien se impuso contra todo pronóstico en la Carrera de las Rosas de 1971.

El nativo del estado Aragua también dio la sorpresa 51 años después en el hipódromo de Churchill Downs al ganar con Rich Strike, un ejemplar que ni siquiera estaba anotado en la nómina original del Derby y pagó más de 163 dólares en taquilla.

De hecho, el tresañero quedó oficialmente inscrito en la prueba recién el pasado viernes en la mañana, con un caballo sustituto del retirado Ethereal Road.

Ya en la contienda, León firmó una soberbia conducción a bordo del hijo de Keen Ice. Sorteó los problemas de largar por el puesto de pista 20, lidió con el tráfico y los tropiezos y atacó en la recta final, justo a tiempo para derrotar a Epicenter.

“Esperamos hasta la recta final. Tuve paciencia y finalmente se abrió el hueco para pasar pegado a la baranda. No estaba nervioso, sino emocionado porque nadie conoce al caballo mejor que yo”, explicó León en la rueda de prensa posterior al Derby.

En varias entrevistas, el látigo criollo dedicó el triunfo a Venezuela, donde aprendió el oficio de montar puros de carrera. Horas después del evento también compartió su éxito en las redes sociales. “Ganamos el Kentucky Derby, lo hicimos Venezuela”, escribió el jinete en su cuenta Twitter.

Se hizo jockey por su padre
León tiene 32 años y es nativo de Quebrada de Apa, un pueblito cercano a la Colonia Tovar en La Victoria, estado Aragua.

El sorpresivo ganador del Derby 2022 heredó la pasión por el hipismo de su padre, quien solía llevarlo a los centros hípicos y a ver las carreras cuando era muy joven.

Con información de Prensa Kentucky Derby

Publicidad
Artículo anteriorLas redes interpersonales ocultas, portadoras de capital social. Por José María Rodríguez, Ph.D.
Artículo siguienteColegio Nacional de Periodistas y Movilab firman convenio de salud