Publicidad

La decana del Núcleo Bolívar, María Coromoto Casado, informó que se preparan para culminar un semestre e iniciar otro mayormente con clases presenciales, aun cuando la principal preocupación sigue siendo la falta de planta física.

(Prensa UDO Bolívar).- La Universidad de Oriente, Núcleo Bolívar, se prepara para culminar un semestre e iniciar el próximo a finales del mes de mayo, con la probabilidad de retornar, en la medida que lo permita la infraestructura, a unas actividades académicas normales.
La decana del núcleo María Coromoto Casado informó que el actual semestre está finalizando con normalidad, y se avanza en el proceso de nuevos ingresos, tanto de los bachilleres asignados por el CNU-Opsu, como aquellos de la llamada población flotantes.
El pasado 5 de mayo cerró el proceso único de selección interna de aspirantes (población flotante) a estudiar en el Núcleo Bolívar para el semestre I-2022, que podría comenzar, tentativamente, entre finales de mayo y principios del mes de junio, y finalizar entre los meses de septiembre y octubre.
La autoridad decanal subrayó que aún trabajan en la planificación para el nuevo semestre, considerado, además que “vamos a buscar las clases presenciales. La presenciabilidad es necesaria” para el nuevo semestre.
Para las autoridades del Núcleo Bolívar la situación de infraestructura universitaria es una de sus principales preocupaciones, significando que en los últimos años las Escuelas de Ciencias de la Tierra y Cursos Básicos, ubicadas en el sector de la Sabanita, Ciudad Bolívar, para nadie es un secreto que han sufrido severos y consecuentes ataques y desmantelamiento, quedando prácticamente inhabitables para su uso.
Dijo que han solicitado apoyo al Gobernador Ángel Marcano y Alcalde Sergio Hernández para poder acondicionar el anexo frente a la Escuela de Ciencias de la Salud, en Barrio Ajuro, fundamentalmente en materia de electricidad y agua; y contar con un conjunto de aulas de clases que permita ubicar a la población de Cursos Básicos y Ciencias de la Tierra.
La decana señaló que “todo mundo sabe la situación que ocurrió en Sabanita con esos espacios físicos, y para ello, mientras no se concluya el proyecto y se establezcan las alianzas para su recuperación, con garantía que haya seguridad, no se puede hacer ningún tipo de inversión”.
Acotó que no hacen nada con reparar esas instalaciones hoy, para encontrar mañana que se han robado todo. La situación es difícil para la Universidad, y para los cinco núcleos udistas, mientras no se garantice seguridad a sus espacios y a su comunidad.  
Las autoridades del Núcleo Bolívar tratarán que el venidero semestre sea mayormente presencial, aun cuando pudiera haber algunas asignaturas, que por las mismas condiciones que tiene el Núcleo, sigan online. Pero, buscarán la presenciabilidad porque es necesaria, y cuando se dice presencial abarca empleados, profesores, obreros y estudiantes. “Tenemos entre todos que buscar la ayuda necesaria para mejorar el Núcleo, y la Universidad”, añadió la decana María Casado. (C.M. CNP 9.261/Foto Yafi)
 
FOTO:
La decana de la Udo Bolívar María Coromoto Casado.

Publicidad
Artículo anteriorHoracio Alarcón: Mayo, un mes contra el racismo
Artículo siguienteRómulo Dommar: Fuerza Vecinal pilar fundamental para la construcción de Venezuela