Publicidad

Mediante carta pública un grupo de ciudadanos bolivarenses demanda a delegaciones para el diálogo en México urgente acuerdo político electoral entre gobierno y oposición con la finalidad de dar inicio a la solución de los ingentes problemas sociales, económicos, institucionales y políticos que agobian a la población venezolana.

En ella exponen la grave situación que fractura y sacude a Venezuela con la exigencia de acuerdos dirigidos a generar condiciones para solucionar el conflicto de manera cívica y sin violencia celebrando elecciones competitivas lo antes posible como medio para iniciar su superación.
El grupo de ciudadanos del Estado Bolívar decidió hacer públicos estos planteamientos con el propósito de que la iniciativa active el debate y la búsqueda sobre acuerdos en esa dirección.

A continuación texto completo de la misiva:

Ciudadanos:

Jefes de las delegaciones en la mesa de negociación de México sobre Venezuela.

Demás integrantes de ambas delegaciones.

Representantes de los países acompañantes de ambas partes.

Distinguidos señores:

Somos un representativo grupo de ciudadanos venezolanos con residencia en el Estado Bolívar, cuya identidad y firma se apuntan al final del presente escrito, en ejercicio y cumplimiento de nuestra responsabilidad ciudadana en procura de coadyuvar con el bienestar, estabilidad y paz de la República.

Nos dirigimos a ustedes para plantearles la URGENCIA de dar inicio a una solución efectiva, democrática y duradera a la crisis política, social y económica que afecta a la nación y, para ello, solicitamos encarecidamente su atención a los fundamentos que motivan esta solicitud y al petitorio que en consecuencia presentamos:

EMERGENCIA HUMANITARIA COMPLEJA

Es pública y notoria la Emergencia Humanitaria Compleja por la cual atraviesa la sociedad venezolana y de la cual dan cuenta estudios socio-económicos y estadísticos técnicamente calificados y sistemáticos, serios y confiables, entre los cuales destaca la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCOVI) 2020-2021.

En efecto, existen indicadores incuestionables de elevados niveles de pobreza, pobreza extrema, desnutrición infantil, deserción escolar, colapso del sector salud, desempleo, subempleo, trabajo informal, salarios, inflación, entre otros, que en su conjunto han determinado la emigración de más de 6.1 millones de compatriotas en la búsqueda de condiciones de vida y oportunidades que les han sido negadas en el país; incluyendo una elevada proporción de jóvenes estudiantes, docentes e investigadores universitarios, médicos y otros profesionales de las más diversas disciplinas.

Esta situación ha determinado una creciente tendencia a la desintegración familiar y al auge de una violencia desenfrenada, cuya presencia cruel y cotidiana aterroriza a los ciudadanos porque procede de estructuras organizadas del crimen, con alto poder de fuego y numerosos integrantes. Las bandas someten a la población, la depredan y se enfrentan desafiantes, a sangre y fuego, con los órganos de seguridad del Estado, con lamentables saldos de muertos y heridos.

CRISIS ECONÓMICA

En el área de la economía se evidencia una continuada caída del PIB, representando hoy sólo una quinta parte de lo que era en 2012; de una inflación sostenida que se transformó en la peor Hiperinflación que se haya conocido en el país, con una contracción severa del mercado y del consumo.

La capacidad de producción y refinación petrolera ha disminuido asombrosamente; ocurriendo además, un colapso e insólito desmantelamiento de las Empresas Básicas de Guayana. Estos estratégicos factores de nuestra economía, junto con la sensible reducción de áreas cultivadas y de la producción agropecuaria, han impactado negativamente la industria liviana y la agroindustria, generando pérdidas masivas de fuentes de trabajo y una fuerte disminución de la oferta de bienes indispensables para la economía y la población. Mientras, se impulsan ineficientes, anárquicos e insustentables macro proyectos extractivos con alto grado de destrucción del medio ambiente y del ser humano, como son los que se desarrollan en Guayana, en el área conocida como Arco Minero del Orinoco.

CRISIS POLÍTICA E INSTITUCIONAL

Es una realidad tangible que frena el desarrollo integral del país, pudiéndose señalar que entre sus principales manifestaciones destacan: la desaparición del Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, imposición de permanentes estados de excepción con procedimientos expeditos de alta carga policial y militar, los Poderes Judicial, Ciudadano y Electoral con una dudosa imparcialidad e independencia; dos órganos del Poder Legislativo enfrentados que no reivindican la legitimidad y dos gobiernos que se acusan de ilegítimos; un precario funcionamiento de la administración pública al compás de una inocultable corrupción e impunidad y, violaciones generalizadas y sistemáticas de los derechos humanos, reseñados en Informes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la investigación que adelanta la Corte Penal Internacional (CPI).

Este crítico panorama ha conducido a una angustiante situación de enfrentamientos por la supervivencia, que puede derivar en un conflicto abierto y sin control, con una inminente ruptura de las bases de la convivencia social, ante lo cual se requiere actuar con URGENCIA. Es por eso que, con todo respeto, formulamos el siguiente Petitorio a las partes protagonistas del espacio de diálogo y negociación instalado en la República de México:

PETITORIO

1) Suscribir un COMPROMISO contentivo de la voluntad política necesaria, las normas y procedimientos orientados a una solución política y electoral de la crisis antes señalada y en el cual las partes contrapuestas y el país en su conjunto, se sientan expresados.

2) Contraer un ACUERDO político-electoral para la celebración, lo antes  posible, de elecciones presidenciales y parlamentarias en un contexto de garantías de competitividad y equilibrio entre los participantes, asegurando el ejercicio de la voluntad soberana del pueblo venezolano a través del voto y su respeto; tal como se haya expresado en las urnas electorales.

3) Pactar un ACUERDO preciso y transparente que incluya un cronograma electoral y condiciones competitivas para todos los participantes, dejar sin efecto las inhabilitaciones al liderazgo político por motivaciones políticas y fútiles, restablecer la legalidad en los partidos políticos despojados de sus legítimos dirigentes, libertad para los presos políticos, igualdad de oportunidades para todos los actores políticos en los medios de comunicación públicos y privados, actualización del Registro Electoral Permanente incluyendo la incorporación de los venezolanos no residentes en el país, auditorias independientes y confiables al hardware y software electoral, integración de todos los órganos electorales de manera plural y sin ventajismo y, observación electoral nacional e internacional independiente y proba. 

4) Suscribir un ACUERDO Para avanzar en el proceso de regularización constitucional del Poder Electoral, a los fines de asegurar su autoridad y confiabilidad democrática, mediante la composición del Cuerpo Rector y demás Órganos de dirección del CNE con personas, que conforme al perfil previsto en la Constitución, sean garantes de la imparcialidad e independencia del Poder Electoral.

5) Aprobar un EXHORTO a las organizaciones político-partidistas y a las potenciales coaliciones electorales que se constituyan de cara a las elecciones presidenciales, para que la selección de sus abanderados se realice de la forma más democrática posible en atención a lo dispuesto al respecto en el artículo 67 constitucional.

En espera de la debida receptividad a nuestros planteamientos, se suscriben de ustedes,

Atentamente,

Lic. Celestino Aponte.        Abg. Edwin Sambrano.               Lic. Luis Guzmán.
Dra. Carolina Medina.        Ing. Pedro Acuna.                         Ptlgo. Antonio Montes.   
Abg. Fidel Brito.                   Ing. Carlos Velásquez.            Prof. Zenaida Castro.
Lic.  Gisela Díaz.                  Ing. Simón Yegres.                     Sr. Alberto Gil.     
Ing. Natalio Valery.              Arq. Riccardo Vitanza.                  Dr.  William Arrieta. 

Ciudad Guayana, 04 de mayo de 2022.
Publicidad
Artículo anteriorTrabajadoras del Concejo Municipal A/O realizaron exposición de productos de nuevos emprendimientos
Artículo siguienteVenezuela: Más de 7 millones de electores en el limbo