Publicidad

Carlos Correa, director de Espacio Público, aseguró que la mayoría de los medios de comunicación venezolanos están sometidos a procedimientos “no transparentes y poco claros” por parte de Conatel. Destacó que la violencia contra el gremio disminuyó durante la pandemia, debido a las restricciones para contener la pandemia de la COVID-19 y la autocensura mediática.

Wincarlys Ramos @Wincarlysramos

Caracas. La organización no gubernamental Espacio Público documentó una disminución de casos de violaciones a los derechos de periodistas en 2021, respecto de 2020. El año pasado la cantidad de casos disminuyó 37%.

Este lunes, 2 de mayo, representantes de la asociación civil presentaron su informe anual sobre la situación del derecho de la libertad de expresión en el país durante 2021 y el primer cuatrimestre de 2022. Según el estudio, los contenidos que publican los medios de comunicación han variado en contraste con los últimos 12 años. 

“En Venezuela hubo un total de 244 casos de violencia en el año 2021. Si bien es cierto, es una buena noticia que se reportan menos casos, pero esto no indica que estructuralmente la situación esté mejorando”, aclaró Marysabel Rodríguez, socióloga y coordinadora del Observatorio de Libertad de Expresión de Espacio Público. 

En ese sentido, la ONG informó que menos de 40 % de los medios en el país abordan la fuente política. Mientras que solo 25 % cubre la fuente económica. Un 66 % de los medios se autodenominó como neutral.

Rodríguez explicó que esta neutralidad puede interpretarse de dos maneras. Hay medios que no hacen publicaciones sobre la crisis institucional en Venezuela y hay otros que sólo se dedican al entretenimiento, como es el caso de las emisoras de radio.

Reducción de casos de violaciones y agresiones

Carlos Correa, director de Espacio Público, planteó tres hipótesis que explicarían la disminución de los casos de violencia y agresiones contra periodistas, reporteros y comunicadores. En primer lugar, resaltó que en los últimos dos años los periodistas han tenido menos movilización en las calles por la pandemia de COVID-19. A esto se sumó la crisis por la escasez de combustible, que también redujo la movilidad, sobre todo en las regiones. Ambos aspectos los han dejado menos expuestos. 

Segundo, “las dinámicas de autocensura”, una consecuencia de las políticas restrictivas impuestas por el gobierno de Maduro. “Es posible que el miedo se haya instalado en algunos y por eso, de alguna manera, han disminuido los casos de violencias o agresiones”, acotó. 

Y tercero, la aplicación de la Ley contra el odio, la cual implica “una persecución criminal para las personas afectadas”, puntualizó Correa.  El caso más reciente que evidencia el uso de la referida ley fue el de Olga Mata, quien fue detenida por compartir en la red social Tik Tok un chiste donde mencionaba al mandatario, Nicolás Maduro, a la primera dama, Cilia Flores, y a Diosdado Cabello. 

Además, añadió, los medios de comunicación venezolanos están expuestos a monitoreos “no transparentes y poco claros” por parte de Conatel. 

De acuerdo con la investigación de Espacio Público, hasta el primer cuatrimestre de 2022 solo hay registro de 980 medios de comunicación activos en Venezuela. Entre ellos, 51 %  se encuentran en el Distrito Metropolitano de Caracas, Lara, Portuguesa, Barinas, Aragua y Mérida. 

Tipos de violencia contra los medios

Rodríguez enumeró las modalidades de violencia y agresión contra el ejercicio de la libertad de expresión más comunes durante 2021. Estas pueden clasificarse de la siguiente manera:

  • Intimidación: 34 % (166 registros)
  • Censura: 31 % (144 registros)
  • Restricción administrativa: 11 % (51 registros)

Agregó que el principal impedimento para la cobertura periodística es la intimidación a periodistas, reporteros, comunicadores e infociudadanos. Enfatizó que para ejecutar estas acciones se usan instituciones del Estado, los cuerpos de seguridad y funcionarios públicos

Crisis eléctrica y conectividad otro impedimento 

Por su parte, el sociólogo Eduardo Lovera precisó que entre enero y abril de 2022 se han reportado 69 casos y 132 denuncias de violaciones a la libertad de expresión. La censura ha sido la violación más frecuente, representando 39% de los reportes verificados en lo que va de año. También expuso que el agravamiento de la crisis eléctrica a escala nacionallas fallas de conectividad e internet, impiden el acceso a la información y dificultan la labor de los comunicadores. 

Entre los casos reportados, 23 % estuvieron asociados a intimidación y 18 % a hostigamiento verbal contra periodistas, reporteros, ciudadanos y  medios de comunicación. 

La crisis eléctrica a nivel nacional, fallas de conectividad e internet, impiden el acceso a la información y dificultan la labor de los comunicadores. 

Crónica Uno

Publicidad
Artículo anteriorBono de 10.000 bolívares será otorgado solo a 120.000 jubilados
Artículo siguienteGobernación de Bolívar conmemoró la Cruz de Mayo en los 11 municipios