Publicidad

Régimen de Maduro obligado a sentarse con la OIT. Vente Venezuela agradece a los deportistas criollos el ser una bocanada de esperanza para la ciudadanía

Nota de Prensa-. Para Omar González Moreno –representante de Vente Venezuela– el fracaso de Nicolás Maduro en tratar de manipular a la comisión de la Corte Penal Internacional (CPI), quedó en evidencia ante el avance de la investigación que el organismo de violaciones de Derechos Humano adelanta en la nación.

El vocero del partido de la libertad aseveró que “Maduro creyó que la CPI era puro cuento; pensó que bastaba con sentarlos en Miraflores, brindarles una agasajo y caerles a mentiras; pensó que estaba todo listo, que sería como sentarse a conversar con su fiscalía o su TSJ personal, pero la verdad le explotó en la cara”.

Aseveró que la comisión de la CPI está tomando con suma seriedad todas y cada una de las denuncias de violaciones de los DDHH cometidos por el régimen venezolano, y están corroborando toda la información que reposa en los archivos de la corte internacional.

“Esto tiene preocupada a la jerarquía del Psuv, quienes están moviéndose en reuniones públicas y clandestinas con el afán de buscarle una salida al entuerto de la Corte Penal Internacional y ante las posibles medidas internacionales que se acuerden al terminar de juzgar culpable a Maduro y a todos sus cómplices de crímenes contra la humanidad”.

Omar González Moreno no descartó que la usurpación venezolana “cometa otra de sus extravagantes felonias” y expulse del territorio nacional a los enviados de la CPI y de la comisión de DDHH de la ONU, esto como reacción de posible desespero.

OIT

El dirigente liberal aseveró que Maduro aún está tratando de navegar por las aguas turbulentas internacionales y es por ello que cedió a instalar una mesa de diálogo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“La usurpación recogió y ahora si quiere sentarse a discutir con los trabajadores y pensionados el ajuste de salarios y pensiones; ahora si reconoce a las entes sindicales, y lo hace porque se siente con la soga al cuello y buscan vender una imagen dócil y conciliadora”.

Desde Vente Venezuela afirman que el miedo obligó a Maduro a evitar otro frente de batalla internacional y por ende, decide admitir conversar con la OIT y avanzar en un reacondicionamiento y reajuste de los salarios de los trabajadores venezolanos.

Bocanada de esperanza

Omar González Moreno, en nombre del partido de María Corina Machado, felicitó a los deportistas venezolanos que se han convertido en una “bocanada de esperanza” para la ciudadanía en medio de la crisis nacional.

“Los récord de Yulimar Rojas y los más de 3000 hits y 500 jonrones de Miguel Cabrera son un recordatorio que podemos volver a ser ese gran país de prosperidad, felicidad y bienestar que fuimos hace 23 años atrás”, sentenció.

Publicidad
Artículo anteriorAmérico De Grazia: Los problemas de Venezuela tienen que ver con un cambio de modelo político
Artículo siguienteEl vaso medio lleno. Por Claudio Zamora