Publicidad

Para quienes piensan que Venezuela se arregló, la respuesta es no. Volver a ser lo que éramos hace 10 años no será fácil ni rápido. Aunque se hable de un periodo de recuperación, lo cierto es que ese periodo será mucho más largo de lo esperado. Incluso, podría ser toda una vida para muchos

Ariana Briceño Rojas

Bajar es más fácil que subir, así que la caída vertiginosa que vivió Venezuela por casi una década necesitará mucho más tiempo que ese para revertirse. En este momento, el PIB del país no es ni una cuarta parte de lo que era en 2012 y por un buen tiempo se mantendrá así. Un informe revela que hasta 52 años podría tardar la economía de Venezuela en recuperarse.

El último informe de la empresa consultora Ecoanalítica muestra los posibles escenarios de recuperación para el país.

“En los últimos meses se han visto algunos pronósticos que indican que la economía venezolana, después de aproximadamente 8 años de recesión, va a crecer en 2022; por lo que surge interés en saber cuánto le tomaría a Venezuela volver a niveles pre-crisis al cierre de 2013”, señala el comunicado de la consultora.

Largos años por venir

Para estimar los años que tomaría recuperar la economía venezolana, Ecoanalitica tomó el pronóstico de crecimiento de 2022 y 2023, con éste último manteniéndose constante en adelante.

“Es importante mencionar que este cálculo es muy simplificado, principalmente porque los países no tienden a crecer a un ritmo constante durante periodos prolongados y, en el caso de Venezuela, al menos desde 1980, no existe mucha evidencia histórica de mantenerse más de 5 años sin entrar en recesión”, advierte la consultora.

La consultora tomó el consenso de FocusEconomics (9% en 2023) junto a sus rangos mínimo (2%) y máximo (3%); además de los pronósticos de Ecoanalítica.

Bajo esta óptica, con un escenario de crecimiento muy agresivo, la recuperación a niveles pre crisis podría tomar 16 años; mientras que, con un escenario de crecimiento mucho más bajo puede tomar hasta 52 años.

Un reciente reporte de Barclays también señala lo largo que será el tiempo de recuperación: “La economía venezolana podría tener un rebote estadístico este año, pero es un rebote, no una recuperación. Después de perder el 80% de su PIB, incluso creciendo al 10% anual, tardaría 17 años para que el PIB vuelva a estar como al inicio del gobierno de Maduro”.

En el mejor de los casos, en el 2039 Venezuela volvería al punto económico de 2013. En el peor de los casos se tendría que esperar hasta 2075.

“Se plantean distintos escenarios de sendas de crecimiento en base a diferentes pronósticos que se encuentran en el último reporte de FocusEconomics, proveedor líder de análisis y previsiones económicas que reúne los pronósticos de más de 20 firmas”, señala Ecoanalítica.

¿Entonces por qué dicen que Venezuela se arregló?

A pesar del crecimiento esperado para este año, Venezuela no se ha arreglado, aunque muchos viven en la ilusión de que sí está pasando. Para José Manuel Puente, economista y profesor del IESA, esta ilusión puede ser una muy peligrosa, porque la pequeña recuperación que se puede percibir no está sustentada en producción, mejor manejo de las políticas económicas e incentivo al crecimiento.

Una de las principales ilusiones en el arreglo venezolano se basa en el anclaje del tipo de cambio de dólar, lo cual ayudó a salir de la hiperinflación. El Gobierno ha mantenido de forma artificial un dólar que no sobrepase los 5 bolívares al cambio, y eso lo ha conseguido el Banco Central al inyectar en solo lo que va de 2021, más de mil millones de dólares a la banca para presionar a la baja el precio de la divisa.

De seguir y mantenerse este promedio de inyección de dólares en el sistema financiero nacional, se podría esperar que esta política requiera de 4.472 millones de dólares en 2022. ¿Es esto posible? Los especialistas lo dudan.

“En mi opinión y la de muchos economistas, esa opción de anclar el tipo de cambio y no ajustar con base a la realidad y persiguiendo el tipo de equilibrio tarde o temprano va a llevar a la economía venezolana a dar un gran ajuste cambiario con un gran sobresalto en inflación y con efectos recesivos. Esto puede ser una ilusión de armonía que no es sostenible en el tiempo, porque el tipo de cambio de equilibrio de esta economía no es 4,7 ni 4,8 bolívares por dólar, es mucho mas que eso”, señala Puente.

El Estimulo

Publicidad
Artículo anteriorLos sorprendentes cambios en la economía de Venezuela según industria de alimentos
Artículo siguienteGobernador de Bolívar conmemoró 212 años de la Declaración de Independencia