Publicidad

El consenso entre los dirigentes de base consultados es que a pesar de los riesgos de división que se puedan generar por unas primarias, estas siguen siendo el mejor mecanismo para definir un candidato. Algunos creen que puede ser un nuevo factor para unificar las fuerzas opositoras.

Héctor Antolínez @hectorantolinez

Caracas. Hasta el 2024 Venezuela no tendrá elecciones, y cuando las tenga serán las presidenciales, una oportunidad para poner fin al gobierno de Nicolás Maduro. Ante la ausencia de un candidato claro, en la base de los partidos del G4 (Voluntad Popular, Un Nuevo Tiempo, Primerio Justicia y Acción Democrática) ven como única alternativa el definirlo a través de un proceso de primarias.

Esto mientras la Plataforma Unitaria (que se extiende más allá del G4) aún trabaja para definir no solo la fecha de estas elecciones internas, sino también el reglamento que se utilizará, y debate sobre si será con o sin el apoyo del Consejo Nacional Electoral.

A juicio de Jesús Armas, dirigente de Primero Justicia (PJ) y exconcejal de Caracas, “no hay ninguna duda” de que el proceso por el cual se definirá el candidato debe ser por las primarias, ya que cree que solo esta alternativa dará la fuerza necesaria a una candidatura para agrupar a la muy dividida fuerza opositora en Venezuela.

“Creo que uno de los problemas que tuvimos en las elecciones del 21 de noviembre de 2021 fue que muchas de las candidaturas se escogieron mediante el mecanismo del acuerdo, el cual está bien, pero se trata de una vía más débil que las primarias, pues ahí la gente se expresa y se vincula con el candidato”, comentó el dirigente.

Para Armas, la situación actual de la oposición también mitigaría el riesgo de que durante unas primarias se generen procesos de división a lo interno, ya que no cree que más allá de las rivalidades naturales entre aspirantes a la presidencia, algún partido vaya a arriesgarse a desconocer la voluntad de las personas.

Los procesos de elecciones primarias siempre generarán cosas como los temas típicos de la competencia, pero al final esta es la mejor forma de crear un bloque o una unidad. El que no se sume por algún motivo a la opción que resulte ganadora va a tener que lidiar con el peso de estar enfrentado a la opinión pública”, comentó.

Foto: Tairy Gamboa
El problema de definir a los participantes

Jesús Bolívar, dirigente de base de Acción Democrática (del sector que apoya a Henry Ramos Allup) declaró que en la tolda blanca están “completamente convencidos de que las primarias deben ser el mecanismo” para conseguir el candidato presidencial de la oposición, pero señaló que existe la polémica sobre los participantes.

Está claro que los partidos que hacen vida en la Plataforma Unitaria participarán del proceso, y desde ya hay otros que de alguna forma han manifestado su deseo por estar dentro del mismo, pero a juicio de Bolívar, no a todos se les debe dejar participar.

“Creo que estas primarias van a formar parte de un gran ejercicio de unificación en el que todos debemos comprometernos a que el candidato que salga nos va a representar a todos. Es una oportunidad para que sin mentiras y complejos podamos unificarnos de verdad para tener una posición firme para presentar ante el gobierno, pero eso sí, sin la participación de los que apoyaron la judicialización de los partidos”, comentó.

Una particularidad que tendrán las primarias es que existen partidos que han sido intervenidos por el Tribunal Supremo de Justicia. Para Bolívar, los beneficiados por estas decisiones no deberían poder participar en el proceso opositor.

Aquellos que apoyaron las intervenciones no deberían participar, esa es nuestra única objeción al respecto del proceso. Por ejemplo, no puede un hombre como José Brito, que trató de quitarle la tarjeta a Primero Justicia, venir a participar. Pero más allá de ese grupo, más allá de los Bernabé Gutiérrez o Luis Augusto Romero, queremos que todos participen, sean María Corina Machado o Antonio Ledezma”, comentó.

Hasta los momentos, la Alianza Democrática, única representación opositora dentro de la Asamblea Nacional y que está conformada por Avanzada Progresista, Esperanza por el Cambio, Cambiemos y las juntas ad hoc (designadas por el TSJ) de Voluntad Popular y Acción Democrática, no han señalado si desean o no participar en el proceso de primarias que está organizando la Plataforma Unitaria.

La lista de participantes de las primarias también se vería afectada por la decisión de si estas se hacen con o sin el Consejo Nacional Electoral, ya que mientras que Vente Venezuela ha señalado estar en contra de la presencia del ente electoral, otros partidos como el Movimiento Al Socialismo, Alianza Lápiz y Centrados, han hecho público su deseo de que este organismo sea el árbitro.

Un trabajo que debe empezar ya con presencia en el cerro

José Gregorio Cáribas, concejal de Caracas y coordinador de Un Nuevo Tiempo para la capital, señaló que, más allá de procurar tener un candidato lo más pronto posible, las primarias tendrán una ventaja: obligarán a los partidos a empezar a movilizarse desde temprano, de forma que ya estarían “activos” para las presidenciales de 2024.

Cáribas dijo que la oposición debe trabajar “desde ya” en un programa de movilización, teniendo en cuenta que una de las lecciones aprendidas el 21-N es que la población no va a ir a votar solamente porque haya un opositor en la boleta electoral.

Creo que además de los candidatos se debe organizar un programa de movilización. Los partidos deben entender que no se puede esperar que la gente vaya a votar sino que hay que ir a buscarlos. Ese es el verdadero trabajo que tenemos por delante”, manifestó.

José Gregorio Cáribas. Foto: Luis Morillo/Archivo

El dirigente de UNT insistió en que el trabajo debe comenzar “a más tardar a inicios del 2023” y que para esto “nos deberíamos ir organizando a finales de este año, yo sí creo que podemos ganarle al chavismo el 2024, pero el trabajo tiene que hacerse”.

Carlos Farías, dirigente de Voluntad Popular para El Valle, comparte la opinión de que el trabajo que se haga va a resultar más importante que quién gane las primarias en la oposición, ya que uno de los problemas que él observa es que los partidos políticos “abandonaron el cerro”.

La realidad, le guste a quien le guste, es que el gobierno interino no se siente en las barriadas, el dirigente de base sí, pero el nacional no. Tenemos que empezar a reconquistar a la gente y el tiempo es corto, es necesario volver a reorganizarnos”, dijo.

Para Farías, la necesidad de visitar los sectores populares del país es prioritaria ya que él insiste en que uno de los principales problemas de la oposición es que estos sectores fueron abandonados.

“No basta con tener un candidato, esa persona que resulte electa tiene que subir el cerro, visitar los pueblitos, tiene que hacer el trabajo y empezar a acostumbrarse a lo que va a ser esta campaña contra el chavismo”, señaló.

Crónica Uno

Publicidad
Artículo anteriorFeliciano Reyna: Hay que transitar terrenos espinosos para resolver problemas sociales
Artículo siguienteVenezuela tiene una de las conexiones a internet más lentas del mundo, según Ve Sin Filtro