Publicidad

Rodney Álvarez recibió una medida sustitutiva de libertad, a la espera de libertad plena que solicitó el Ministerio Público. La excarcelación se dio en horas de la madrugada del 15 de abril.

Jhoalys Siverio @jhoalys

Caracas. Fueron casi 11 años de una injusta prisión y un proceso judicial viciado que, a la fecha, no tuvo un juicio justo. Se trata de Rodney Álvarez, el extrabajador de Ferrominera acusado del homicidio de Renny Rojas en 2011.

Este 15 de abril, Rodmey Álvarez fue excarcelado, luego de que el Tribunal Undécimo de Juicio en Caracas emitiera su boleta de excarcelación con una medida sustitutiva de libertad. Para el próximo 26 de abril está pautada la audiencia de juicio y se espera que entonces se le otorgue la libertad plena.

Su excarcelación se retrasó a pesar que desde el martes 12 se entregó la boleta de excarcelación al recinto penitenciario. Esto debido a la falta de autorización del Ministerio para Asuntos Penitenciarios. El personal faltó a sus labores por tener que asistir a una marcha oficialista con motivo del 13 de abril. La fecha coincide cuando en 2002 retornó Hugo Chávez al poder, después del golpe de estado de ese año.

De madrugada

No fue sino hasta la madrugada de este 15 de abril cuando lo excarcelaron, sin notificación previa, a abogados y familiares.

La comunicación se dio por intermedio de otro reo que avisó que Rodney ya había salido de la cárcel. Esto preocupó a sus allegados, ya que salió del recinto sin documentación y caminando solo por las calles de Guarenas a altas horas de la noche. Horas después, Álvarez logró comunicarse.

Es de recordar que el lunes 11 de abril, el Ministerio Público hizo de conocimiento su solicitud de revisión de la prisión preventiva y otorgarle la libertad plena sin restricciones. En el documento, el fiscal Regino Cova menciona que “el acusado ha demostrado intención de colaborar con el proceso, manteniendo una conducta ejemplar, así como ha cumplido -desde su detención hasta ahora- el 83% de la pena mínima a imponer, siendo que de haber admitido hechos, ya hubiese cumplido con la misma, poniendo fin al proceso seguido en su contra”.

Proceso injusto

Desde su detención en 2011, lo menos que vivió Rodney Álvarez fue un proceso judicial justo.

El 8 de junio de 2021, recibió condena de 15 años de prisión, luego de más de 20 diferimientos de audiencias y ocho suspensiones de juicio. En los últimos cuatro años fue víctima de tres atentados en la cárcel El Rodeo II, donde estuvo recluido. El 27 de diciembre de 2017 lo hirieron con arma de fuego, el 6 de agosto de 2018 recibió seis heridas con armas blancas, y una golpiza el 5 de julio de 2019.

En diciembre del año pasado, la Sala I de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del área metropolitana de Caracas anuló la sentencia condenatoria de 15 años de prisión, en respuesta a la apelación que hizo la defensa de Rodney Álvarez.

En enero de este año se reinició el juicio. Como en los años anteriores, fueron reiterados los diferimientos. A la fecha fueron ocho audiencias diferentes. La última fecha que se estableció fue para el próximo 26 de abril.

Los hechos

El 9 de junio de 2011 se celebró una asamblea en el portón de Ferrominera. Allí se elegiría a los miembros de la comisión electoral, para las elecciones sindicales de la empresa.

Rubén González, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera (Sintraferrominera), recuerda que ese día se presentaron los miembros de la Federación Bolivariana de Trabajadores (FBT), el Movimiento 21 y presuntas bandas armadas simpatizantes del oficialismo. Esto, según, con la intención de sabotear la asamblea.

“Lo he denunciado muchas veces. Incluso lo he dicho en las audiencias cuando he declarado, y eso está registrado en los expedientes. Ahí el único que desenfundó el arma fue Héctor Maicán. Todos los trabajadores que estaban allí en el portón lo vieron. Yo estaba a más o menos a 10 metros y lo vi”, sostuvo González.

Agregó que “a Rodney Álvarez lo usaron como chivo expiatorio y quitarle responsabilidad a Héctor Maicán”.

Trabajadores que siguieron el hecho desde aquel momento manifestaron que en la prueba balística no pudieron demostrar que Álvarez fue quien disparó. Incluso, existe un video de aquellos hechos. El material tampoco evidencia que Rodney portaba un arma. A Héctor Maicán, en cambio, desde el primer momento se le dio una medida cautelar.

Indemnización

Aún con la buena noticia de su libertad, fueron casi 11 años llenos de justicia en los que Rodney Álvarez no pudo compartir con sus tres hijos de 8, 10 y 14 años.

El dirigente sindical Rubén González destaca que “el Estado venezolano cometió una injusticia con Rodney Álvarez. Es inocente de ese asesinato y lo tuvieron preso más de 10 años. Tienen que indemnizarlo por daños y perjuicios. ¿Quién le devuelve esos más de 10 años preso y el desamparo que tuvo su familia?”.

No se descarta que el caso pase a la Corte Penal Internacional, por considerarlo un crimen de lesa humanidad contra Álvarez.

A propósito de las acusaciones que señalaron a Héctor Maicán como el verdadero responsable, González agregó que ahora corresponde a la Fiscalía y el Tribunal correspondiente emitir la orden de captura o solicitud de comparecencia para continuar las investigaciones y se dé condena al verdadero responsable del homicidio de Renny Rojas, quien también fue trabajador de Ferrominera.

Crónica Uno

Imágenes cortesía

Publicidad
Artículo anteriorSudario de Turín, datos que seguramente no conocías sobre la muerte de Jesús
Artículo siguienteAmérico DeGrazia: Primarias 2022, solución simple a tres problemas complejos