Publicidad

Por Eudo Torres 

Los militares que protagonizaron un acto de violencia con un saldo cuatro indígenas yanomamis en Parima B, en Amazonas no serán llevados ante un tribunal, según Olnar Ortíz, representante del capítulo indígenas de la ONG Foro Penal.

Según el activista de los Derechos Humanos, los militares que encontraban en la base aérea de Parima B durante los hechos del 20 de marzo de 2022, simplemente serán reubicados sin ningún tipo de acusaciones para ninguno de los militares.

De acuerdo con Olnar Ortíz, «todavía no pesa sobre ellos ninguna imputación», y su próximo destino sería la base aérea de Maracay en el estado Aragua. En caso de ocurrir, sería una demostración de la falta de justicia y parte del hermetismo con que ha sido manejado este caso.

También sería un incumplimiento del compromiso asumido por el gobernador del estado Amazonas quien aseguró que las exigencias de los yanomamis serían asumidas completamente y que sus denuncias no quedarían vacías.

Hay que recordar que el 20 de marzo, cuatro indígenas yanomamis fueron asesinados por militares en una disputa por un router propiedad de los originarios.

Este hecho dejó a un adolescente yanomami gravemente herido, y luego de tres semanas y tres operaciones quirúrgicas en el hospital José Gregorio Hernández de Puerto Ayacucho, fue trasladado a Caracas.

Este traslado habría sido sorpresivo, según denunció en su momento Olnar Ortíz, al asegurar que el Ministerio Público del estado Amazonas desconocía el procedimiento. Por su parte, el Defensor del Pueblo de la región habría afirmado que el procedimiento sí le fue notificado a su despacho.

Radio Fe y Alegría Noticias

Publicidad
Artículo anteriorOmar González: Voz universitaria es la mayor prueba de resistencia
Artículo siguienteRechazan el instructivo salarial «destructor de los trabajadores» universitarios